Del fogón

Cativias y arepitas

Semana dedicada la Gastronomía Dominicana Digital, iniciativa de @paladardepaseo y @foodieandtravlerdr

Por Ivonne Soriano

Para terminar esta gran semana de dominicanidad, ahora hablamos de dos productos que me atrevo a decir, le gustan a todos los dominicanos: Las #cativias y las #arepitasdeyuca.

Las arepitas de yuca son un bocadillo muy popular en República Dominicana, sirven de acompañamiento para almuerzos y también se pueden comer en cualquier momento. En algunos lados le llaman «arañitas de yuca». La combinación de sal, azúcar y anís en una fritura crujiente, hará que se te haga la boca agua.

Los dominicanos somos «locos» con las cativias, no solamente en Navidad, sino en cualquier época del año. No hay mesa de Nochebuena sin estas,  y ahora se ha popularizado comerlas todo el año, con diferentes emprendedores que la ofertan a través de las redes sociales.

El-fogon-1

La cativía o catibía es una masa que se obtiene como resultado del rallado, prensado y amasado de la yuca o mandioca​. Sin embargo en República Dominicana y Cuba es el nombre que recibe una empanada frita elaborada a partir de esta harina y que suele estar rellena de pollo, queso, res, cerdo e incluso pescado. Esta palabra viene del taíno.

Ambos productos tienen una base común: la Yuca, un producto que forma parte de la vida del dominicano. “Es uno de los productos más ancestrales con que contamos en República Dominicana. Su carácter de planta rústica, de bajísimo costo de producción, son condiciones que permiten disfrutarla durante todo el año. Por diversas razones, se ha convertido en un producto de alto consumo, ya que podemos prepararlo de diversas maneras en nuestra gastronomía”, indicó la Chef Tita, en el Listin Diario.

El-fogon-3

Para muchos estudiosos, la yuca representa un alimento clave para combatir el hambre por su alto contenido calórico, poca exigencia para su cultivo y gran tolerancia en condiciones ambientales extremadamente duras. Se adapta a ecosistemas diferentes, soporta fuertes sequías, plagas, necesita pocos fertilizantes y es de fácil almacenamiento bajo tierra.

El nombre «yuca» viene del idioma de los indios caribes, de origen quiché. Los cuales la llamaban también por el nombre de “yog”, cuyo significado es que “se amasa molida”.

El proceso de elaboración de alimentos a partir de la yuca se remonta a la época de los taínos nativos de La Española, Cuba​ y las islas aledañas. Estos elaboraban Casabe y otros alimentos a partir del rallado y prensado de la yuca (conocida también como mandioca), donde se extrae todo el almidón y las toxinas que posee esta raíz de manera natural, posteriormente se calentaba una fina pero amplia masa para obtener el casabe.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba